Riff-Raff


-???-

Lengua...

Revista > 2008



Lengua española y género: memoria histórica y proyección de futuro

Uwe Kiær Nissen

_____________________________




La obra que comentamos aborda el área de investigación que se suele denominar, en el más amplio sentido, "lengua y sexo" o, con mayor precisión "lengua y género" a partir del préstamo del inglés gender. La obra de Delia Esther Suardiaz, escrita originalmente en inglés como Tesis de Maestría en la Universidad de Washington (Seattle) en 1973 con el título Sexism in the Spanish Language, es la primera investigación que se ocupa de este tema en lo que se refiere a la lengua española, y, por lo tanto, sorprende mucho -especialmente en vista de la cantidad de publicaciones que existen hoy día- que hayan transcurrido casi 30 años antes de que fuera publicada en español esta investigación pionera de la incipiente crítica feminista del lenguaje, crítica que surgió en los Estados Unidos a finales de los sesenta y principios de los setenta y que se extendió a otros países más tarde. En España, por ejemplo, la primera monografía sobre el tema se publica en 1977 . Merece, por esto, especial mención José Luis Aliaga que se ha tomado la labor de traducir y editar esta Tesis para que llegue al alcance de un público mucho más amplio que antes, cuando los pocos investigadores interesados sólo tenían acceso a la versión original en inglés por medio de los acuerdos de intercambio mutuos entre las bibliotecas universitarias. Desgraciadamente, el proyecto se convirtió, según el editor, "en publicación póstuma de homenaje" ya que, en plena preparación de la edición, la autora falleció inesperadamente.
El actual libro se estructura en tres grandes partes más las palabras de reconocimiento del director de Tesis de entonces, el conocido lingüista Sol Soporta, y de dos compañeras y colegas de la autora de la Universidad Nacional de San Luis, Argentina. La primera parte, que ocupa casi la misma cantidad de páginas que la propia Tesis, consta de un Estudio preliminar (págs. 15-107), de Elvira Burgos y José Luis Aliaga (profesores ambos de la Universidad de Zaragoza); la segunda parte es la Mirada retrospectiva sobre Sexism in the Spanish Language (págs. 127-135) y la tercera contiene ya la Tesis original de El sexismo en la lengua española (págs. 137-224). Para completar la obra de Suardiaz, se ha incluido, además, su Trayectoria profesional (págs. 109-125), que refleja la labor investigadora y académica de la autora.
En el Estudio preliminar los dos autores nos dan un profundo y excelente panorama del desarrollo de los estudios sobre lengua y género en el ámbito hispanohablante. Aparte de presentar la base y los antecedentes que influyeron en Suardiaz, describen con mucha claridad las discusiones teóricas y los métodos de investigación en el campo lengua y género durante las últimas tres décadas. Este panorama sobre "lengua española y género", es, en nuestra opinión, el más amplio, profundo y actualizado existente en lengua española. En comparación, los más recientes artículos panorámicos en otros idiomas son los de Bierbach, de 1992 (en alemán) y Nissen, de 2002 (en inglés) . Hay que hacer notar la facilidad con la que los autores manejan la bibliografía cada vez más abundante, lo que demuestra su conocimiento profundo sobre el tema en cuestión. Tras contar la génesis de la Tesis, intentan dar al lector/la lectora una base histórica para entender el feminismo norteamericano de los años sesenta y setenta; el capítulo La incursión del feminismo en la lingüística (1965-1975) prepara el terreno histórico para entrar, en el capítulo siguiente, en el análisis de los estudios que se concentran en el ámbito hispanohablante. Este capítulo -que es el más extenso- se ha subdividido en las secciones Androcentrismo lingüístico; Sexismo lingüístico; Diferencias lingüísticas y comunicativas (en las que abundan las publicaciones); Lengua y masculinidad, habla gay, lésbica y queer; y Lengua y género en la comunicación mediante ordenadores (terreno en el que apenas existen estudios relativos a la lengua española). Todas las secciones son excelentes por su rigor y su manera de sintetizar los planteamientos e ideas vigentes de los temas en cuestión. Discuten y explican los términos corrientes y no evitan conceptos más complicados ni los que tienen connotaciones políticas claras. Es cierto, como afirman, que, por ejemplo, la crítica lexicográfica feminista no ha atraído semejante interés y polémica en otros países como en España. Es probable que eso se deba al hecho de que España disponga de la Academia de la Lengua, institución que no existe en otros países.
En la última sección del capítulo Estado actual y posibilidades de desarrollo, los autores estudian sobre todo las tesis de la filósofa estadounidense Judith Butler. Aunque las ideas de Butler hasta ahora no han tenido mucha influencia en las investigaciones españolas, se notan ya las repercusiones que han producido en las investigaciones centradas en el inglés, particularmente en las elaboradas en Estados Unidos. Transcurridos algunos años, es de esperar, por eso, que el interés por las tesis de Butler vaya a crecer bastante en el ámbito hispanohablante y merece elogio que los autores ya las hayan analizado en su estudio preliminar. Sin embargo, no comparto la opinión de ellos, por parecerme prematura, de que las tesis de Butler hayan arrancado toda una nueva etapa en el movimiento de la mujer: "la llamada Tercera ola feminista" (p. 80). Teniendo en cuenta que las dos primeras olas se desarrollaron en armonía con radicales cambios sociales (o como consecuencia de ellos) en cuanto a las condiciones socioeconómicas de las mujeres -la primera etapa de 1880 a 1920 y la segunda de 1970 a 1990- es difícil decir, en ausencia de tales cambios en estos momentos, por qué las tesis de Butler merecerían la denominación de una nueva "ola".
El panorama se cierra con una guía bibliográfica sobre lengua española y género que muy útilmente se ha ordenado por núcleos temáticos, análogicos, más o menos, a los del estudio preliminar (veáse el párrafo anterior) . Esta bibliografía destaca por su rigor y minuciosidad ya que hace fácil intentar conseguir las obras citadas debido al hecho de que toda información necesaria ha sido incluida: se menciona el nombre completo de la revista en cuestión (en vez de las confusas siglas tan frecuentemente usadas), se incluye tanto el nombre de la editorial como el lugar de imprenta y se añade el número de edición de la publicación; todos datos, que se omiten, desgraciada y frecuentemente, en otras bibliografías. La guía bibliográfica refleja también el creciente interés por el tema "género y lengua española": consta de un total de 219 referencias. Por otro lado, sorprende que algunas secciones temáticas no hayan sido actualizadas como era de esperar. A modo de ejemplo, la más reciente referencia en la sección Términos de profesión es de 1989 y el más reciente artículo en la sección El género gramatical en la prensa es de 1990. Todos sabemos que ha habido artículos más recientes sobre los temas en cuestión durante los últimos doce años. Este descuido salta especialmente a la vista a causa de la ya mencionada ejemplar minuciosidad del resto de este Estudio preliminar y por eso es una lástima que no hubiera tiempo suficiente para poner al día todas las secciones bibliográficas, cosa que se debería exigir de una bibliografía que "da cuenta de la mayor parte de las investigaciones disponibles sobre el español en este campo" (p. 85). Sin embargo, este pequeño lapsus no me impide afirmar que el lector o la lectora que intenta entrar en el tema lengua española y el género difícilmente encontrará ni panorama ni bibliografía mejores. Es muy útil para orientarse en el tema, y, si uno quiere profundizar en un tema específico, encontrará sin duda, en la mayoría de los casos, fácilmente las referencias necesarias. Además, en el estudio preliminar el repaso histórico y los análisis temáticos se complementan constantemente, método que hace la lectura comprensible y contundente al mismo tiempo.
La segunda parte, la Mirada restrospectiva, no es, ni pretende ser, según Suardiaz, "una reconstrucción histórica de la época en que escribí el trabajo que aquí se presenta" (p. 129). Ella solamente quiere presentar al lector "algunos recuerdos, impresiones, absolutamtente subjetivos y personales" (p.129). Por eso, en este pequeño capítulo la autora no nos cuenta las repercusiones que tuvo la Tésis en las discusiones académicas de entonces, ni cuál fue la contribución de ella vista desde hoy. En cambio, estas páginas, escritas pocos meses antes de fallecer la autora, nos permiten, de una manera muy personal, ser testigos de cómo surgió su interés por los aspectos sexistas de la lengua, saber por qué Suardiaz eligió este tema en particular y entender cuáles fueron las condiciones históricas en el momento de redactar su Tesis. Nos recuerda, por ejemplo, el movimiento feminista incipiente en los EE.UU., la lucha contra la guerra de Vietnam, a Bob Dylan (y otros cantautores más), a Noam Chomsky y a Sol Soporta, el director de la Tesis.
La parte tercera comprende la Tesis misma de Suardiaz. Me sorprende cada vez que leo esta obra (tuve la suerte de haber conocido y leído la versión original hace más de veinte años), la clarividencia con la que Suardiaz presenta los distintos temas, especialmente si se tiene en cuenta que a ella no le fue posible apoyarse en 1973 en ninguna investigación anterior sobre el español. Sorprende también que esta investigación abarca temas que hasta hoy parecen novedosos, y hay entre ellos algunos (p. ej. los roles actanciales en las construcciones relativas a la terminología sexual), que, hasta donde sabemos, no han sido investigados mejor que en su Tesis . También en lo que se refiere al léxico en general, Suardiaz discute ya una serie de temas que muchos estudios publicados años después (especialmente durante los años noventa) tocarían. Por eso, es posible afirmar que quienes se interesan por esta área de estudios pueden fácilmente encontrar inspiración para temas relevantes que necesitan una actualización o que merecen una investigación más profunda, y, en cierta medida, tal vez más científica. Hay que advertir que el método usado por Suardiaz fue la metodología introspectiva, método que implica que la autora tuvo que confiar en su propia competencia lingüística. Aunque entonces esto se hallaba en buena armonía con los métodos más usuales de este período y abogados por muchos lingüistas de prestigio (como p. ej., Noam Chomsky), hoy se reconoce que este método tiene sus límites .
Tras el interesante capítulo Lenguaje y sociedad en el que Suardiaz discute esta relación (que todavía hoy día queda sin resolver), la autora trata la cuestión del masculino como forma no marcada lo que, según ella, conlleva el riesgo de hacer invisible a la mujer. Los capítulos restantes están dedicados a analizar primordialmente problemas léxicos: Las mujeres como objetos sexuales, Las mujeres como propiedad de los varones y Las mujeres como objetivo del odio masculino. Todos estos capítulos constituyen aún hoy una fuente rica para adentrarse en cuestiones semánticas relativas al género.
La traducción de la Tesis al español es formidable y los términos usados están en buena consonancia con la terminología lingüística actual del mundo hispánico. Además, ¡qué alivio! se han convertido todas las notas que figuraban al final de cada capítulo en notas a pie de página. Debido al hecho de que Suardiaz usaba una máquina de escribir y, por eso no disponía de las muchas variedades tipográficas que existen ahora, la autora subrayó todos los ejemplos lingüísticos mientras que escribió en mayúscula las palabras que resaltaba. En la traducción los ejemplos lingüísticos se escriben en cursiva (notación coforme con lo que se practica en la mayoría de las revistas lingüísticas), pero se han conservado las letras mayúsculas del original, p. ej.: "El primero pone de relieve un estado de pasividad y, en concreto, la incapacidad de RESPONDER a un estímulo exterior." (p. 166). Esto sorprende ya que hoy día lo más normal es usar o letras en negrita o letras subrayadas con el fin de resaltar alguna palabra. En cambio, en la lingüística se usa cada vez más las letras en mayúscula para referirse a conceptos . La bibliografía de la Tesis fue subsanada y puesta en orden con la misma minuciosidad que la bibliografía arriba mencionada. No hay motivo para quejarse. Lástima, no obstante, que sólo se mencionen los apellidos de los/as autores/as y se omitan todos los nombres del original. Especialmente en lo que se refiere al tema del género, se ha discutido más de una vez la necesidad de incluir los nombres para enfocar explícitamente a las investigadoras y universitarias para no correr el riesgo de dejarlas invisibles .
A modo de conclusión, recomendamos la lectura de este libro a todos los que tengan interés por el tema "lengua y género". Comprar el libro implica una cierta ventaja: se consiguen, en realidad, dos libros: por un lado un magnífico estudio panorámico sobre "lengua española y género", inclusive una bibliografía (la más completa hasta ahora) y, por otro lado, un auténtico documento histórico de los primeros años de la crítica feminista del lenguaje lleno de observaciones lingüísticas sobre lengua y género que siguen siendo muy relevantes hoy en día.

Suardiaz, Delia Esther
El sexismo en la lengua española
Edición y traducción: José Luis Aliaga
Estudio preliminar: Elvira Burgos y José Luis Aliaga
Zaragoza, Pórtico, 2002


Libros

David Pérez Chico


Luis Beltrán Almeria y Jose Luís Rodrígez


Revista

David Mayor


Pablo Lópiz Cantó






-???- | -???-